A prueba de agua

Las temporadas de lluvia comienzan y, encima de todo, Monterrey y su clima bipolar nos llevan al dilema matutino de qué ponernos. ¿Estoy exagerando o de plano voy mal preparada hacia la calamidad de fin de verano en nuestra ciudad? Algunos consejos para anticiparnos al problema no están de más.

Primeramente, siempre opta por un estilo de cabello que no cambie mucho según la temperatura y la brisa. Si llueve a cántaros, planchar tu cabello rizado es tirar el tiempo a la basura. Youtube cuenta con una inmensidad de tutoriales de cómo llevar tu cabello recogido de manera práctica, natural y bonita; sólo escoge uno y listo.
Cuando se trata de calzado, evita las sandalias o los zapatos open toe y flats de tela. Créeme, no hay nada más desagradable que llevar los pies mojados todo el día, además de que el agua echaría a perder el forro interior y plantilla de tus zapatos. La mejor opción sería invertir en un buen par de botas de lluvia; marcas como Zara, H&M y Brantano siempre ofrecen opciones para sobrellevar el clima con estilo, muchas veces son de nylon o telas a prueba de agua con antiderrapante. Sus diseños van desde lo clásico y elegante hasta los estampados con toques más arriesgados. Ahora, si no quieres gastar mucho en un par de zapatos de temporada, con suerte encontrarás buenas rain boots en supermercados o tiendas de conveniencia, las cuales puedes usar con flats, y quitarte y ponerte cada que entres a algún lugar. Usualmente, son de colores sólidos o con motivos  coloridos. Yo te recomiendo las de estampado tipo plaid, que van con todo y no parecen botas de constructor o granjero.
El elemento menos práctico, aunque fácil de llevar y muy común, es el paraguas. Aquí, lo más divertido es comprar un diseño que te llene el ojo. Los más queridos, y típicos en las pasarelas de lugares con clima difícil, son aquellos que transmiten la vibra de ir en camino a un juego de polo al estilo Ralph Lauren y, claro, el ya popular, grande y transparente al estilo París, que además brinda la seguridad de una casa de campaña personal y móvil.
Y lo mejor para el final: el imprescindible y vanguardista rain coatpor lo general de telas plásticas y transparentes, en distintos colores y con botones de plástico que te harán recordar tu infancia, o en su defecto el dust coatde telas muy suaves y colores neutrales que tal vez no sean resistentes al agua pero sí evitarán que el resto de tu ropa se moje de más. Estas piezas son tan atrevidas como necesarias en el clóset de cualquier mujer, además de que le dan un toque chic a cualquier look. Este año han tomado una fuerza increíble que al parecer perdurará hasta el siguiente. La verdad es que en la ciudad es muy difícil conseguirlos; quizá el próximo año ya los hallaremos en las tiendas. Mientras tanto, ¿qué les parece si lo suplantamos con el hermoso y ya clásico trench coat? Esta es LA prenda para este tipo de clima: las propiedades de las telas y su corte debajo de la rodilla los hacen ideales para cubrir la lluvia mientras dejan respirar al cuerpo.
Con estas municiones en casa, estarás lista para salir victoriosa de la guerra contra el agua y, claro, sin perder el estilo.
Nos vemos la próxima semana.
Xo,
Mariana T.

One thought on “A prueba de agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s