The perfect red lips 💄💋

lunes-26-sept

“Si estás triste, ponte labial rojo y ataca”, decía Coco Chanel.

Podría pensarse que el labial es un paso más de nuestra cotidianeidad, un requisito burdo, un objeto vanidoso carente de historia, pero en realidad es un tesoro que se remonta a la civilización mesopotámica. Aunque es obvio que sin el aspecto actual, este accesorio perseguía el mismo objetivo.

En aquellas épocas, las mujeres pulverizaban piedras preciosas para conseguir en los labios ese tono rojo tan deseado. ¡Oh tiempos arcaicos, cómo duele pensar en ustedes!

Las egipcias fueron más inteligentes: en vez de sacrificar gemas preciosas, preferían matar a sus amantes con “el beso de la muerte”. Claro, no contaban con que extraer tintes del yodo y el bromo para untárselos en la boca también les costaría su propia vida.

Durante el resto de los siglos, los prejuicios brincaban de un lado a otro. Mientras en un lugar llevar maquillaje te identificaba con la alta sociedad, en otro provocaba que te confundieran con una prostituta o, peor, una mujer trabajadora (nótese el sarcasmo).

Pero fue Guerlain la marca que salió al quite, aventurándose a comercializar el primer labial tal como ahora lo conocemos. Aunque tardó años en ser aceptado, en 1920 comenzó un auge que alcanzaría su cúspide en 1960, cuando los labios rojos ya eran el objeto más deseado por toda mujer, gracias a la despampanante Marilyn Monroe o a la elegante Rita Hayworth. Así, este “accesorio” se convirtió en un ícono de la moda.

Eso no quiere decir que todas se atrevan a usarlo. Creo que todas deberían y que las dudas de muchas provienen del desconocimiento en la correcta elección del tono. Y es que, si llevas un labial tan imponente como este, pero no armoniza con tu color de piel, el efecto puede ser contraproducente y atraer la peor de las atenciones.

La primera tarea es determinar si tu tonalidad es cálida o fría. Si las venas de tu muñeca lucen azules, eres fría; si tienen un tono más verde, eres cálida.

Partiendo de ahí, necesitas apreciar la tez de tu piel:

camerondiaz 

-Piel clara con tonalidad fría (Cameron Díaz): opta por rojos rosados, cercanos a los fucsia; estos tonos complementan y calientan tu piel clara, haciéndola lucir brillante.

emmy-rossum

– Piel clara con tonalidad cálida (Emmy Rossum): labiales rojos anaranjados; estos tintes ayudarán a que tu calidez sobresalga y tu tez dorada brille.

jamie-chung

-Piel aperlada con tonalidad fría (Jamie Chung): rojos con bases azules, los llamados strawberry; y mucho mejor si son de tipo crayón, porque ayudarán en la combinación con el color natural de tus labios.

rita-ora

-Piel aperlada con tonalidad cálida (Rita Ora): rojos vibrantes en tonalidades naranjas; harán que tu color oro brille y tu complexión dorada se ilumine.

kerry-washington

-Piel obscura con tonalidad fría (Kerry Washington): rojos con tonos profundos y tintos; si usas un lápiz delineador para acompañarlo, incitarás a que resalte aún más.

lupita-nyongo

-Piel obscura con tonalidad cálida (Lupita Nyong’O): rojos berry, brillosos color cereza o borgoña; harán que tu piel luzca fresca.

<< Personal hack: si no quieres que la búsqueda del tono perfecto sea una odisea o eres una compradora compulsiva de labiales, haz como yo: carga siempre un lápiz de tonos naranjas si tienes tez fría o azules si es más bien cálida y listo, ¡ponte un poco con cada color que compres y difumínalo para personalizar tus labiales! >>

Nos vemos la próxima semana.
Xo,
Mariana T.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s