FORSAKEN

Olvidados, abandonados, dados por hecho… cómodos.

Estas fotos fueron tomadas a principios año, por Febrero o Marzo… y no puedo creer que sea hasta Agosto que las esté publicando. Pero ¿saben? como todo en esta vida, las cosas siempre pasan por algo y al final siempre se acomodan.. si, ¿no?

Como podrán darse cuenta al ir viendo las fotografías… escogimos de escenario la hamburguesa que se encuentra en la Av. Gómez Morín. Sí, precisamente esa que apenas hace una semana anunciaron la iban a quitar. Y, ¿qué creen? la gente empezó a armar el caos, a decir que la iban a extrañar y a querer ir a verla por una última vez, todos comenzaron a llorarle a un objeto que llevaba años y años ahí sin que nadie la tomara en cuenta, en el momento en que supieron que iban a perderla.

¿Les suena?

En estos momentos de mi vida, a mi me suena mucho…

Y claro que lo más fácil es pensar en cuando alguien no te valora o te da por sentado, en la típica frase “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”pero, ¿qué pasa cuando nos olvidamos de nosotros mismos? Cuando nos quedamos quietos en el tiempo, dejando que pase, dando por sentada la vida, queriendo cosas sin hacer nada al respecto, ¿eso no es darnos por hechos a nosotros mismos?

Cuando comenzamos a vivir la vida para los demás, cuando dejamos nuestros sueños en “hold”, cuando no aprovechamos nuestras aptitudes, cuando no decimos lo que el corazón realmente siente, cuando no alzamos la voz por lo que creemos, cuando hacemos el bien para con todos pero nos olvidamos de ser buenos y comprensivos con nosotros mismos… cuando nos auto-lastimamos para no lastimar a otros. Cuando nos conformamos.

¿Acaso eso no es menospreciarnos?

A veces cuando se es feliz por uno mismo, cuando aprendes a ser autosuficiente, te vuelves una esponja… una esponja que está dispuesta a absorber todos los problemas, todas las tristezas, inseguridades, malos tratos, malos sentimientos e incluso las manías y enfermedades de todos los que te rodean, de todos los que te importan para volverlos vida, para regresar alegría, para dar paz, para amarlos… hasta el día en que te das cuenta que estás goteando, que ya no te cabe más agua, que te ha superado. Y que toda esa agua se convierte en peso, en una carga con la que ya no puedes seguir.

¿En qué momento te convertiste en el bastón de todos? Pero sobre todo, ¿en qué momento pensaste que tu propia felicidad, tus propios sueños, metas, talentos, deseos, sentimientos debían de pasar a segundo plano para mantener felices a los demás? ¿EN QUÉ MOMENTO TE OLVIDASTE DE TI MISMO? ¿EN QUÉ MOMENTO TE CONFORMASTE? ¿EN QUÉ MOMENTO TE DISTE POR SENTADO?


(Shoes: Hispana, Jumper and mesh: Zara, Earrings: Sfera)

En tu vida, en tu mundo… TÚ ERES NÚMERO UNO.
¡PUNTO!

Mariana Tristán

 

** Mil gracias especiales a mi amigo Kike Acosta que es un genio de su oficio, de verdad gracias! Siempre eres el mejor en traducir mis ideas en arte! <SÍGANLO!!!>**

2 thoughts on “FORSAKEN

  1. wou Mariana me dejaste con la boca abierta, bien podría ser una editorial de Elle, me encato el look, el make up y del texto… me tomo un tiempo pero si, obvio SOY LO MAS IPORTANTE QUE TENGO, QUE BUEN POST…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s