Liberación Femenina #STOPMITOS

 En estos últimos meses se ha escuchado mucho sobre casos de productores y actores importantes de Hollywood siendo acusados por docenas de actrices de acoso y violencia sexual y mientras que vivimos en una época en la que más y más gente va abriendo los ojos en cuanto al mundo misógino en el que hemos estado viviendo, no pueden faltar comentarios tanto de hombres y mujeres que condenan a las mujeres por no haber hablado antes… ¿Haber hablado antes? si ahora, que se unieron todas con su fama se les acusa de conveniencia y perversión, si en estos tiempos en que el feminismo está en su más fuerte momento, se les culpa cuando ellas fueron las víctimas, ¿que hubiera sido de ellas si hubieran salido a decir su verdad cuando no eran nadie, una por una? ¿quién las hubiera escuchado? ¿quién les hubiera creído?

Fue por todo esto que nos rodea que me interesó mucho tocar un tema: la sexualidad de la mujer, o mejor dicho, la liberación femenina.

Para empezar quiero dejarles datos que me dejaron boquiabierta, en algún momento llegué a hablar con una amiga doctora de cómo veía infinidad de adolescentes y jóvenes “adultas” embarazadas entrar y salir del hospital pero nunca entendí la magnitud del asunto:

  • El año pasado se registraron más de 400 mil embarazos de madres menores de edad. Es decir, el 20% del total de embarazos en el país.
  • Por cada mil adolescentes, 64 quedarán embarazadas.
  • 45% de los jóvenes mexicanos no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual. 
  • 5.7% de las interrupciones de embarazos se hacen en jóvenes menores de edad. 
  • El embarazo no planeado es la 4ta causa de deserción escolar.

Y todo esto como consecuencia del tabú, los mitos, miedos y prejuicios con los que se nos educa a las mujeres respecto a nuestra sexualidad. En primer lugar creo que es muy importante entender que así es, es NUESTRA, el ser mujeres no nos hace menos en cuanto a este tema, no tenemos por que fingir que no nos interesa o que no lo necesitamos, somos humanos con necesidades fisiológicas al igual que los hombres y no nos debemos de sentir avergonzadas por ello.

Una vez entendido que tenemos el derecho a expresarlo, es necesario que nos hagamos responsables de ella y que no esperemos a que el hombre decida o planee alrededor de nosotros, entregándole el completo poder sobre los eventos que acontecerán a nuestro cuerpo. Y para esto hay que dejar a un lado los miedos y mitos que rodean a un momento tan importante y natural. Yo recuerdo cómo entre amigas hablábamos del pánico que nos causaba la primera vez y es precisamente ese miedo el que te hace entregarle el poder a otra persona. Una vez que pasé por eso me di cuenta de que todo eran palabras. Gente desinformada hablando con otra gente desinformada llenándonos de ideas erróneas, pasando la voz sin tener una remota idea de lo que estás hablando y haciendo crecer la gigantesca nube de la ignorancia.

Hoy, hay muchísimos métodos de anticoncepción… cada uno adecuado para cada mujer, según tus necesidades y tiempos.

Siendo mujeres, sin importar la edad o estado civil, somos dueñas absolutas de nuestro cuerpo y mente, y deberíamos despojarnos de los tabúes que generaciones retrógradas nos han impuesto. Ser una “cualquiera”, quedar estéril, provocarnos enfermedades intrauterinas, aumento de peso y muchos otros tabúes y prejuicios que rodean a la “mujer sexualmente activa”.

Así como la elección de un método que tal vez no sea el mejor para ti, actualmente existen métodos altamente efectivos de larga acción. Si bien existen los anticonceptivos de corta acción (pastillas, parches, inyecciones) que pueden resultar lo mejor y más conveniente para ciertos casos, ¿por qué no atrevernos a dar un paso adelante y aventarnos por uno de larga acción (Sistemas Intrauterinos, Dispositivos Intrauterinos (T-Cobre), Implantes subdérmicos y algunos inyectables)?

En este caso, Bayer se ha puesto todas las pilas para tratar este tema tan natural que se trata de manera tan vergonzosa y ayudarnos a las mujeres a liberarnos de estos complejos con MIRENA, un sistema intrauterino que no se parece en nada al antiguo DIU de cobre, ya que es un método anticonceptivo moderno, que libera una hormona dentro del útero, otorgando una de las mejores eficacias anticonceptivas casi equiparable a la cirugía, lo que hace que sea mucho más efectivo que el DIU o la T de cobre.

Con una duración de hasta cinco años, además de impedir que los espermatozoides fecunden el óvulo, hace más denso el moco cervical lo que impide que pasen por el cérvix, liberando una dosis pequeña hormonal que ayuda a que tu período se haga mas corto, ya que hace que la capa que recubre la cavidad uterina (endometrio), que es la que se desprende mes con mes, se vuelva muy delgada, por lo que existirá muy poco tejido que se descame, tus menstruaciones se vuelven más cortas, el volumen de sangrado es menor y algunas mujeres pueden dejar de menstruar, todo para que tengas una protección máxima del 99.8%.

Yo sé que todo esto puede sonarte a anuncio de televisión pero lo que más me gustó de mi charla con Bayer fue que lo más importante para ellos es que todo estuviera enfocado al hecho de que ¡¡¡¡¡México es el único país de Latinoamérica donde este producto puede adquirirse de manera gratuita en cualquier centro de salud !!!!!! Además ¿sabían que no sólo funciona como método anticonceptivo?, sino que también como tratamiento de la hemorragia menstrual abundante y protección endometrial en mujeres que usan terapia de reemplazo hormonal. Es importante identificar que tienes hemorragia menstrual abundante, ya que si tus ciclos son muy abundantes, si tienes que usar toallas nocturnas, si presentas expulsión de coágulos, si te mareas o tienes anemia, debes acudir con tu ginecólogo para que te revise y valore si eres candidata a recibir tratamiento con Mirena.

En serio, ¿qué esperamos mujeres?
Este es nuestro momento, esta es nuestra era…. Hoy es cuando estamos moviendo y tirando todas las barreras para cambiar nuestro entorno y como bien dicen que el cambio empieza con uno mismo… es tiempo de que nos hagamos dueñas de nuestra voz, nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro futuro y consigamos nuestra liberación femenina. Siendo responsables, orgullosas, consientes e independientes; valorándonos a nosotras mismas y valorando a nuestras amigas, primas, hermanas, compañeras de trabajo… despojándonos de los prejuicios que la sociedad nos ha inculcado pero no con el papel de víctimas si no de heroínas, nuestras propias heroínas.

Yo hoy, acepto quien soy: mujer libre, soltera, dueña de mi sexualidad (le pese a quien le pese), pensante, soñadora, romántica empedernida, alegre, loca, estruendosa, llena de metas y sobre todo un ser humano capaz y digno, merecedor de respeto y sobre todo de vivir sin prejuicios.

Mariana Tristán

var code=”r13258″;
var doc=”;
document.write(doc);

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s