A quién corresponda:

img_5549-1

No sé ni por donde empezar…

Llevo todo el dÍa desde que me desperté a justo este momento (5.42 pm) tratando de comenzar este escrito y pues bueno, ya, aquí estoy.

Saben? toda la vida nos la han pintado tan fácil, desde que nacemos tenemos una idea de que estudiamos, trabajamos, nos casamos, tenemos hijos, morimos… pero nunca se nos habla de todas las dificultades que nos vamos a topar en el camino. Y créanme, esto no es un post fatalista de “que difícil es la vida” por que no, realmente no creo que lo sea, simplemente creo que nos la hacemos.

Toda la infancia nos la pasamos pensando en qué vamos a querer ser de grandes, en que no podemos esperar a ser adultos y poder hacer lo que queramos pero, ¿realmente lo hacemos? Digo, se nos obliga a corta edad a escoger nuestra vocación, nuestro futuro completo en la vida antes de que siquiera seamos “adultos” ante la sociedad.

En mi caso, a veces, hasta me resulta decepcionante que fuera hasta mis 29 años que haya entendido quien soy. Que haya aceptado mis debilidades, mis defectos, mis obsesiones, mis errores. Yo que me considero una persona con alta inteligencia emocional, que se entregaba a ayudar a todas las personas que le importaban, me rehusaba a ayudarme a mi misma, me rehusaba a abrir los ojos. No quiero ni pensar lo difícil que debe de ser para alguien que de verdad está solo, que no se tiene ni así mismo.

En este último año se han desencadenado un sinfín de emociones en mi vida por cosas que estaban en mí y sólo en mí. Si, uno puede tener ciertas respuestas o actitudes como consecuencia de otras personas pero, al final, el que sufre es quien no se domina a sí mismo. Pero, es ahora que entiendo que toda esa seguridad era un espejismo… al final no tenía el control de nada, al final sólo hacía lo que todos esperaban de mi para no batallar con nadie.

img_5558-1

Al amor de mi vida lo dejé pasar para no causar más problemas a los demás, aún sabiendo que era un error.
Mi carrera la decidí en base a lo que se esperaba de mí, aún sabiendo que no era lo que en realidad me apasionaba.
Di mi lealtad y corazón a personas y amistades, aún sabiendo con sus actos que para nada lo valían.
Me casé por querer hacer feliz y ayudar a otra persona, aún sabiendo que eran las razones equivocadas.
Mantuve una relación tóxica y violenta durante años por no querer que se juzgara a nadie a mi alrededor, aún sabiendo que era incorrecto y que era un camino al desastre.
Estuve dispuesta a todo por todos, aún cuando nadie lo estaba por mi.

Yo, una persona con inteligencia emocional por que, se los puedo asegurar que la tengo.
Pero de que te sirve si no te das cuenta… por que si, a veces, si necesitas un “amiga, date cuenta” pero, ¿saben cuál es el error? el hacernos los fuertes, los invencibles, los que todo lo pueden y todo lo aguantan. Todo necesitamos ayuda. TODOS.

Porque somos humanos imperfectos criando humanos imperfectos y aunque tus papás te amen y quieran lo mejor para ti, sus propios defectos se arraigan a ti, sin que ni tú ni ellos se den cuenta.
Y aún y si tus papás (o la persona que te haya criado) fueran perfectos, nuestros hermanos, maestros, amigos, compañeros de clases, conocidos, eventos desafortunados, todo nos forja.
No sean como yo, no esperen a que sea “muy tarde” para hablar, para aceptar que no pueden, para dejar que alguien más los ayude y los cuide.

Y créanme que cuando pongo “tarde” no es por que me sienta vieja o piense que “ya para que”… simplemente pienso en esos momentos en que lloraba desesperaba queriendo sacar la verdad y no pude, en esos momentos en que mi corazón me decía “sí, es por aquí” pero esa maldita empatía descontrolada me hacía cambiar de dirección.
Nunca pongan la empatía por encima de sus sentimientos, NUNCA. Esa es la lección más valiosa que me ha dado la vida.

Este es un escrito de amor, de autoconocimiento y sobre todo de realización. Todo este tiempo fue como una purga… tomar todo lo malo que hay en mí, reconocerlo, aceptarlo y convertirlo en algo bueno, en algo sanador. Se los recomiendo ampliamente.

En estos tiempos es tan fácil juzgar el camino de otra persona en lugar de pensar “ey! es un humano, diferente a mí, con una crianza y pensamientos diferentes al mío”.
Yo puedo decirles que tuve en mi vida a gente que me enseñó a criticar cada paso, cada decisión del camino de gente que ni siquiera conocía pero, me deshice de esa gente y crecí por encima de eso.
Puedo decirles que tuve ejemplos estratosféricos de machismo que me hicieron cometer muchísimos errores, que me dejaron cicatrices que incluso aún no puedo superar, ejemplos que hasta en mi desesperado esfuerzo por mantener la perfección y el control terminé copiando hasta convertirlos en mi día a día pero que, al día de hoy, se convirtieron en parteaguas de mi empoderamiento.

Puedo decirles con el corazón abierto que se por puritita experiencia que las necedades más difíciles de superar son las propias por que a veces ni siquiera puede llegar uno a entender de donde Ch&%$! salieron, cómo uno puede convertirse en todo eso que odia, cómo puede uno tener tan arraigado algo que sabe que hace daño y peor, cómo puede uno aceptar que le hace daño a otros.

Todos somos humanos imperfectos buscando ser amados y entendidos pero, ¿cómo puedes amar y entender a los demás de manera correcta si no lo haces ni contigo mismo?

Hasta el súper héroe más fuerte tiene su debilidad. Busquen la suya, acéptenla y sean felices a partir de eso. Buscando constantemente, en su vida diaria cómo superarla hasta que llegue el día en que ya no les duela. De gota en gota se llena el vaso.

img_5550-1
Estas fotitos me las tomó Gabi Lemoncello hace unos meses que empecé a tener esta completa aceptación de mi misma. Ella junto a otros amigos  se han convertido en mis terapeutas y en gente que ha soportado mi descarada vulnerabilidad. Son muy pocos, así que estoy segura de que saben quienes son. De corazón, GRACIAS, los amo.

Gracias por leerme y espero que esto por lo menos a alguien le sirva de ayuda.
Mariana Tristán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.