The hardest moments {are written in the stars} , too … ⭐️💫

Como bien sabemos (aunque muchos la odien) Facebook tiene este ‘feature’ diario llamado “Recuerdos” en donde nos muestra las cosas que pasamos o “dijimos” en ese mismo día hace 1, 2, 5 y hasta 11 años , más o menos el tiempo que llevo yo en Facebook jejejeje…

A mí me gusta mucho repasar eso en mi rutina por la mañana por que me hace recordar eventos padres, alguna foto o video viejo e incluso ver cómo hemos madurado y sobre todo y, precisamente el tema de hoy de como cada evento y decisión sea buena o mala te va conduciendo por TU camino.

Hace unos días leí algo que compartí hace 7 años <WOW!>, un momento en que no la estaba pasando nada bien pero que, curiosamente, recuerdo con mucho agrado y orgullo. Un momento que me inspiró a crear este look y a contarles como algo tan desagradable puede enseñarte  algo tan preciado de ti mism@.

Este look que ven aquí es algo que yo SIN DUDA alguna hubiera usado hace 7 años para vivir ese momento del que les hablo : mi último trabajo “Godín”

Soy diseñadora gráfica de profesión, trabajo por mi propia cuenta desde hace 7 años (efectivamente) y aunque desde antes de graduarme pasé varios años en  trabajos regulares de oficina nunca me vestí como tal …. y no por que fuera la vibra de la oficina, si no por que así siempre he sido yo.
Recuerdo que cuando iba a la escuela o antiguos trabajos y sentía ganas de verme “fresca” siempre había alguien que me decía “que fresca te ves”, si me quería ver glamourosa recibía un comentario “y por qué tan guapa?”, si quería experimentar mi jefe me decía “aah que loco tu outfit! se ve fregón!” pero, no sé, en ese momento para mi era sólo un “ah que padre! pues me gusta la ropa!” por que eran COMENTARIOS POSITIVOS… hasta que llegué a ese último trabajo.

No quiero ser despectiva o irrespetuosa pero mucha de la gente que trabajaba en esa empresa era sencilla y un puñado más era corriente, no me voy a poner a dar detalles pero créanme  que cuando digo corriente lo digo por lo que llevaban dentro, en su pecho y en sus cerebros pero, aún así yo estaba dispuesta a dar lo máximo… como siempre.

No pienso hacerles el cuento largo, por que ni al caso… quiero llegar al punto pero les haré un pequeño resumen : no era nada querida por el público femenino de la oficina y todo estaba orquestado por my very own personal bully. Esta persona me arremedaba, me mandaba mensajes con otra gente como “Se le ofrecerá algo más a la princesa?”, me acusaba de cosas de las que yo ni estaba enterada, pedía entregarme algo sólo para aventármelo en la cara, me tocaba la puerta del baño sin parar para que saliera sin necesidad alguna, buscaba confrontaciones conmigo todo el tiempo, gritaba riéndose como maniática por la oficina cosas como: “te tengo taaaaaanta envidia”, cuando yo hablaba en alguna reunión hacía caras o sonidos para incomodarme e invalidarme y wow! infinidad de cosas que de verdad podría seguir y seguir.
Y todo era ÚNICA Y SENCILLAMENTE POR LA MANERA EN QUE ME VESTÍA Y ME PRESENTABA EN MI TRABAJO.
Literal los comentarios acerca de mí eran “Cómo? es una oficina o un desfile?” “No le da pena usar esa ropa?” “Cree que es la única que se puede ver bien o qué?” “Es una hijita de papi” Era una cosa de todos los días. (Y antes de que lo duden, en la oficina había reglas de vestimenta las cuáles nunca rompí ni una sola vez).

Esta situación se volvió tan desgastante y estresante que comenzó a verse en mi salud física y mental… comencé a tener migrañas contantes, acné y ni se diga de las pesadillas y sobre todo de la falta de motivación hacia mi trabajo, lo odiaba.
Obviamente fue una situación que llegó hasta recursos humanos por que las cosas ya habían escalado tanto que yo ya temía por mi integridad física, puesto a que esta persona tenía hasta conocidos en delincuencia organizada.

Gracias a Dios tuve el apoyo de mi familia y amigos y renuncié después de varias reuniones con jefes en las cuales hasta llegaron a decirme “vas a dejar que te ganen?” y mi respuesta simple y sencillamente fue “Yo no estoy en una competencia, y gracias a Dios tengo la capacidad de poder dejar este trabajo, ella no… yo no voy a ser la responsable de eso” y es la primera vez que entendí cuando dicen que uno nunca sabe por lo que puede estar pasando la otra persona. Yo tenía todo, ella nada… yo era feliz, ella no.

Y saben qué pasó después de dejar ese trabajo? COMENZÓ ESTO.
Esa atención que la gente me daba por mi manera de vestirme, por mi manera de desenvolverme y la manera en que manejé las cosas me hizo darme cuenta de lo que yo tenía para darle al mundo. Me hizo darme cuenta de cuál era mi fuerte, cuál era mi camino y, desde entonces, aquí estoy.
Ese momento de verdad tan amargo, se convirtió en EL punto de partida, me permitió darme cuenta de mis habilidades y del impacto que podían generar las cosas que yo hacia naturalmente y que sí, me enfocaba en ellas, podían dar grandes frutos.
Agradezco tanto todas esas lecciones y la manera en que mantuve la integridad y la educación que me inculcaron en mi casa por que al final de todo fue lo que resonó.
Y sinceramente agradezco los malos ratos y el escrutinio por que me dieron valor y entereza para demostrar de lo que estaba hecha y sobre todo me trajeron hasta aquí.

Todo esto lo platico con el deseo de que si alguien que esté leyendo está pasando por un muy mal momento, que siente que ya no puede más, que está solo o  que no hay salida, entienda que es este momento el que más va a saborear en su victoria, el que más le va a enseñar y el que probablemente esté destinado a ser su punto de partida… como me pasó a mí.

Son las dificultades las que nos hacen más fuertes, más inteligentes, más capaces.
Son esos obstáculos los que nos hacen poner la mira en las estrellas y llegar a ellas.

 
(Pants: Zara; Blazer: Forever21; T-shirt(customized): H&M; Boots: Bershka)

UFF! Yo genuinamente agradezco a Dios por esos momentos, son parte de lo que soy ahora, parte de mi historia y parte de lo que estaba escrito en las estrellas para mí.
So…Thank you, next!

Gracias por leerme!
Los quiero!
Mariana Tristán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.