A mi hija …

(WOW! No puedo creer que ya quiero llorar y aún  ni comienzo a escribir) Fernanda: Sentada frente a tu habitación me pongo a pensar en el impacto que has creado en mi vida, en nuestras vidas, aún sin conocer tu cara, sin tocar tus manitas y piecitos, sin aún haberte sostenido en mis brazos; y…